Moto Guzzi Eldorado

19284.00€

MOTO GUZZI ELDORADO: REGRESO AL FUTURO

 

Cuarenta y ocho años de historia. Esta es la carta de presentación del mítico bicilíndrico en V a 90 grados de Moto Guzzi desarrollado por el ingeniero Giulio Cesare Carcano. Desde su primera aparición en la V7, este legendario motor se ha visto ensamblado en muchas versiones y tipos diferentes de motos.
La Moto Guzzi Eldorado es la tercera evolución del motor en V a 90 grados. Fue el año 1972. Apenas dos años antes, a raíz de una oferta sorprendente de la V7 750 c.c. para el Departamento de Policía de Los Ángeles, conocido por sus siglas LAPD, cuando nació la primera Moto Guzzi California y, sobre esa base, su lujoso modelo Ambassador. 
En constante crecimiento de cilindrada, el bicilíndrico de Carcano subió desde los 700 a 757 c.c. y con un tercer aumento en el desplazamiento, llegó la versión de 850c.c., motor con el que nació la Eldorado, con el fin de reemplazar a la Ambassador, al ser un modelo aún más completo y acabado; lujoso pero también capaz de ofrecer potencia y una mayor satisfacción de conducción.
Objetivo seguramente conseguidos: "Si los dioses romanos hubiesen conducido motocicletas, la Moto Guzzi Eldorado habría sido la elección de Baco". Así definió la revista estadounidense Cycle World finales de los 60, la última evolución del motor en V-Twin a 90° con transmisión por cardán que acababa de presentar en Estados Unidos la marca italiana.
La metáfora ensalzó efectivamente la emoción que se sentía por la presencia de una moto moderna, imponente, suntuosa y rápida construida con todo lujo de detalles y gratificante en su manejo.
Más de cuarenta años después de esta extraordinaria experiencia se repite la historia en la forma y el contenido con la nueva Eldorado. La Eldorado 1400, está claro que conserva toda la personalidad Moto Guzzi de su histórico pasado proyectándola hacia el futuro por el camino de la tecnológica y el estilo.
Es una moto que, incluso en parado, evoca épicos viajes de cientos de kilómetros en simbiosis perfecta entre el piloto y la moto, como un componente esencial del alma de Moto Guzzi. Una moto con una fuerte identidad italiana que se postula con orgullo como viajero global a todas las latitudes, capaz de evocar todos los espacios, de costa a costa, atravesando lejanos continentes.
Así la presenta su diseñador Miguel Galluzzi, que dirige el centro de diseño del Grupo Piaggio en Pasadena (PADC): "Después de haber alcanzado los 94 años de gloriosa historia de Moto Guzzi, una nueva ola de pasión nos llevó a explorar nuevos horizontes para tan noble marca pero sin olvidar los hitos más importantes. Un gran respeto por la tradición, combinado con la investigación de la mejor tecnología posible y el diseño italiano más puro, nos guía hoy hacia la creación de la mejor Moto Guzzi que jamás se ha hecho. 
En la búsqueda de nuevos horizontes, entendimos que no sólo debía existir la técnica sino también una nueva experiencia de conducción. Todo esto se mezcla en el alma de la nueva Moto Guzzi Eldorado: una moto diseñada para evocar emociones de placer de conducción, ser dueño de ellas y observar cada detalle como en ninguna otra moto se puede hacer ".
Las escenas retrospectivas iluminan cada detalle: ruedas de radios, asiento de gran tamaño, guardabarros trasero con su faro tipo gema o el manillar de cuerno de vaca. Incluso el depósito de combustible está lleno de referencias: la pintura doble se ve reforzada por una gota característica con tratamiento de espejo de cromo pulido. La pintura (Eldorado está disponible en Negro y Rojo clásico) se ve reforzada por un doble hilo blanco protegido con barniz que permite resaltar sus formas.
Los guardabarros y tapas laterales también se ven reforzadas por un doble hilo blanco protegido con barniz, que termina con un refinado efecto de "punta del pincel".
El logotipo Moto Guzzi Eldorado recuerda estilísticamente a la inolvidable Eldorado 850. Además, el asiento del acompañante se monta con un asa cromada con empuñadura integrada: si es necesario se puede quitar para dejar mucho más espacio para el equipaje. Las ruedas de radios de la Eldorado, con llantas de dieciséis pulgadas y la clásica banda blanca en el flanco (130/90 delante y 180/65 detrás) polarizan la atención sobre los nuevos y envolventes guardabarros. Los aros son de aluminio pulido con las habituales gargantas de 3,5 '' (delante) y 5,5 '' (detrás): una verdadera obra de arte capaz de igualar el estilo de los clásicos a la tecnología más moderna de los neumáticos sin cámara. El frontal es muy "limpio" en su diseño para reforzar la poderosa parte delantera y la trasera, por el contrario, es la característica más distintiva del elegante estilo Moto Guzzi. Sus formas suaves y firmes se complementan con los amortiguadores cubiertos, las luces traseras de tipo gema y los clásicos intermitentes redondeados.
La Eldorado es reconocible por su original faro delantero polielipsoidal con luces de tipo LED DRL. Siguiendo con las tecnologías digitales, resulta particularmente satisfactoria la instrumentación, enmarcada en un dial circular de 150 mm de diámetro con la escala del tacómetro analógico alrededor de la circunferencia exterior y la pantalla multifunción en el centro, todo abrigado, como en un reloj de lujo, en un anillo exterior de cromo brillante.
En la Eldorado el piloto se siente cómodo. Situado a sólo 740 mm del suelo, el nuevo asiento, junto a unos generosos estribos planos y su cómoda posición sobre el manillar, de acero bicónico y forma de cuerno de vaca, es ya de por sí una invitación a sentarse, pulsar el botón de arranque y dejar que la “asfalto fluya bajo las ruedas”.
Si el camino es una carretera nacional sin fin se puede activar el control de crucero pulsando el botón del interruptor del manillar derecho y rodar escuchando los latidos del V-Twin a 90 ° con todo su rumor filtrado por los anclajes cinemáticos elásticos del motor, sabiendo que, en caso de necesidad o pura satisfacción personal, el eje de transmisión estarán listos para descargar en el suelo hasta 120 Nm a 2.750 rpm. 
Sin modificaciones técnicas, el bicilíndrico confirma su monumental arquitectura, reforzada por la tapa de las válvulas pintadas en negro con el logo de Moto Guzzi realizado al laser y unas gruesas aletas de refrigeración gruesas realizadas con la misma técnica de fabricación que los soportes de los estribos del pasajero.
El motor es referencia absoluta de la categoría en relación a la cilindrada, prestaciones y consumo de combustible, gracias a la excelente eficiencia termodinámica y su avanzado sistema de gestión electrónica avanzada multimapa Ride-by-wire. Esta tecnología permite elegir entre tres tipos de mapa del motor: Turismo, Rápido y lluvia. 
No sólo eso, sino que la dinámica del vehículo está controlada por la presencia del control de tracción (MGTC) de última generación, ajustable en tres niveles de intervención para aumentar la seguridad activa y sin comprometer el rendimiento y placer de conducción. El chasis de la Eldorado ha sido desarrollado con el objetivo de mejorar la precisión y la facilidad de conducción: la rigidez de la estructura, la elección de los neumáticos, el avance y el tarado de las suspensiones están perfectamente armonizados para maximizar la satisfacción de conducción de la Eldorado hasta niveles desconocidos para una moto de características similares.